Puente Romano | Salamanca | Comunidad Autónoma de Castilla y León



Imágenes

Descripción

El Puente Romano de Salamanca está incluido en la Ruta de la Plata, por donde antiguamente se accedía a la ciudad. Hoy en día símbolo universal de la ciudad.

Es de piedra y tiene 26 arcos, aunque de los originales solamente quedan 15 en la margen derecha. Posiblemente fuera Trajano el que lo mandara construir para que sus ejércitos pasaran y para vigilar mejor la ciudad.
Actualmente durante las fiestas de Salamanca se lanzan los fuegos artificiales desde el parque fluvial que se encuentra al lado. Hay un parque para pasear y pistas para correr. Sitio de gran interés turístico.

El Puente Romano de Salamanca forma parte de la Calzada Romana de la Plata, conocido como Vía de la Plata, o Ruta de la Plata. Fue construido en el Siglo I alrededor del año 89 d.c. y enlazaba Emérita Augusta (Mérida)con Caesar Agusta (Astorga).

Los romanos, ya entonces, advirtieron la importancia de esta ciudad, sobretodo por su estratégica ubicación a la vera del río Tormes. Importante tanto como fuente de abastecimiento de aguas como obstáculo frente a los enemigos.

Este río era bastante caudaloso que para llegar al centro ciudad era necesario cruzarlo. De ahí la construcción de este puente para que el ejercito romano pudiera seguir, pasar y parar a los enemigos del imperio.

El puente es de piedra y consta de 26 arcos de medio punto típicos de la época, aunque solamente quedan 15 de los originales en la márgen derecha, los otros 11 fueron reconstruídos después de que una gran riada se llevara los primitivos arcos en una gran inundación que se produjo en el siglo XVII.

Es un referente en la ciudad y es muy agradable pasear por él y admirar la naturaleza que lo envuelve. Desde el puente se aprecia una magnífica vista de la ciudad, en todo su esplendor.
A la entrada del puente se encuentra el famoso berraco de piedra decapitado, en el lugar donde antes estaba el Lazarillo de Tormes.
El berraco, de piedra de granito, es de época anterior al puente, de la cultura Vetona. Los vetones y los bacceos fueron los primeros habitantes de la ciudad, asentados en el teso de S. Vicente, muy cercano a este paraje.

El puente romano forma parte del escudo de la ciudad desde el siglo XII junto con el toro y la encina, otros dos iconos de esta tierra, y se hace imprescindible su visita. Se llega fácilmente bajando detrás de las catedrales, por la calle Tentenecio. Se encuentra justo a la salida de la zona monumental.

No podemos irnos de allí sin dejar de saludar a El Ciego y el Lazarillo a unos pasos del puente.

Contacto

Estos son los datos de contacto de Puente Romano para que puedas hacer tu reserva o consultar lo que necesites.

Dirección: Puente Romano

2253Visitas

Mapa

Características

  • Historia - Monumento

Otras ofertas

Otros sitios y alternativas Costasur

Otras páginas en este destino
Tags