GASTRONOMÍA Salamanca | Platos típicos

¡Encuentra tu alojamiento!

¡Encuentra tu alojamiento!

¿Alguna pregunta?https://salamanca.costasur.com/index.html

¿Alguna pregunta?

Tenemos la guía más exhaustiva de tu destino, así que si buscas información, has dado con la mejor fuente...

Tu billete onlinehttps://salamanca.costasur.com/es/horario-autobus.html

Tu billete online

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Todos son ventajashttps://salamanca.costasur.com/es/alquiler-coches.html

Todos son ventajas

Rompiendo mitos: alquilar un coche no es caro. Descubre lo barato que te puede salir moverte a tu antojo durante tus vacaciones con Costasur.

Alquilar

¡Más rápido aún!http://trenes.rumbo.es/msr/route/searching.do

¡Más rápido aún!

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Consulta tu ofertahttp://vuelos.rumbo.es/vg1/searching.do

Consulta tu oferta

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

La gastronomía en Salamanca es de gran reputación en la región y en toda España. Sus platos están preparado artesanalmente con mimo e ingredientes naturales de la zona, de gran calidad.
Platos consistente para aguantar el gran frío.


El clima de Salamanca hace que la mayoría de sus platos principales sean de muchas calorías para combatir el frío invierno. Son muchos los guisos y platos a base de carnes y grasas animales que dan mucha energía y ayudan en este clima tan adverso.

La gastronomía en Salamanca se basa principalmente en sus carnes de cerdo, vacuno (morucha) y ovino.
Empezando por el cerdo, hay que destacar los embutidos: chorizo, salchichón y lomo, por supuesto sin olvidarnos del exquisito jamón de Guijuelo.
Uno de los productos más típicos de Salamanca es el “hornazo”, cuya masa de harina, aceite y huevos lleva en su interior embutido y jamón. Este producto sobretodo se consume durante la Pascua en numerosos pueblos de la provincia y especialmente el “Lunes de Aguas” en la capital, que es una de las fiestas más típicas de Salamanca.

En la zona de Peñaranda se puede degustar el “Tostón asado” y el “Tostón cuchifrito”, delicioso.
Muy típico de Ciudad Rodrigo es el “Farinato”, hecho con grasa de cerdo, pan, aceite, harina y pimentón. Se come acompañado preferentemente de huevos fritos y panceta. Muchas calorías que dan mucha energía para enfrentar un largo e intenso día. Preferiblemente comerlo a la hora del almuerzo, que dé tiempo a digerirlo el resto del día.

La morcilla y la jeta de cerdo en Salamanca tienen muchos adeptos. En el bar "La Viga", debajo de la Plaza Mayor, se comen las jetas más crujientes.

La carne de vaca morucha, con denominación de origen, es una gran parte de la carne que se consume en Salamanca. Las diferentes partes de la ternera y las distintas formas en la preparación da lugar a platos muy variados. El más conocido es el gran chuletón de ternera.

En Béjar se come el “Calderillo”, con carne de ternera, cebolla, pimiento, tomate, patatas y se condimenta con pimentón y guindilla.

El cordero asado o unas sabrosas chuletillas de cordero nos harán "chupar los dedos". Y como tapa para acompañar el vino de la mañana del domingo pediremos “Chanfaina”, es un guiso de arroz, sangre de cordero cocida, los menudillos y varios condimentos.

Hablando de ovejas, no podemos dejar de mencionar el queso de oveja de Las Arribes, exquisito para los muy queseros. Se puede adquirir en las tiendas y supermercados de toda Salamanca.

Para acompañar tanta carne, en primavera podemos comer una ensalada de “marujas”, que es una planta acuática que se recoge en los regatos y riachuelos. Otra ensalada típica de los pueblos de la Sierra de Béjar es la llamada “los limones”, lleva huevo, naranja, chorizo, limón y a veces escabeche.

Como primeros platos podemos pedir unas riquísimas lentejas de la Armuña, unas patatas meneadas, unas sopas castellanas de ajo o el tradicional y suculento cocido que lleva garbanzos, patatas, berzas, con carne de cerdo, tocino, chorizo, jamón, pie, oreja, hueso de caña, morcilla y relleno, y verduras. Para que no te lleve el aire, como se suele decir por aquí.
Todo ello se puede regar con vino tinto de la Sierra (no dejes de probar el Tiriñuelo) o también el clarete de las Arribes.
La repostería está muy unida a la almendra y a la miel, con las que se hacen las roscas de almendra, los repelaos, el turrón de la Alberca, las almendras garrapiñadas de Alba de Tormes.
En Ledesma se fabrican las pequeñas “rosquillas de Ledesma”.
En el convite de cualquier celebración que se precie no pueden faltar las obleas, perrunillas, mantecados, chochos y los bizcochos. Como acompañamiento, limonada o sangría.

Un recuerdo inolvidable para tu familia o amigos, llévales un buen jamón o un queso de oveja de las Arribes, seguro será muy bien recibido tu regalo.

Otros sitios y alternativas Costasur

Otras páginas en este destino